RUIDO Y ANSIEDAD

El ruido  crea efectos físicos y psicológicos en las personas expuestas, como: confusión, desconcentración, satura nuestros sentidos hasta generar respuestas físicas como la migraña, aumento de presión arterial,  tinnitus,  inapetencia, insomnio,  fatiga constante entre otras.

La ansiedad y el estrés son una respuesta que da nuestro cuerpo ante el peligro y el ruido excesivo es procesado en nuestro sistema nervioso como un ataque,  alimentando la sensación   de frustración, falta de control, preocupación y miedo.

El ruido, alimenta al ruido y genera más ruido. Si tenemos una fuente de altos niveles de sonido, elevamos la voz para podernos comunicar y la persona que nos trata de escuchar también lo hace, así  producimos un nivel de contaminación adicional al de la fuente.

La fuente debe ser aislada, atenuada de alguna manera y las personas que se encuentran en el medio deben de protegerse durante el tiempo de exposición.

El silencio es la fuente de la relajación y debemos generar estos espacios que nos lleven a neutralizar los efectos nocivos del medio a los que estamos expuestos.

http://www.molsdistribuciones.com

Anuncios

Publicado el 27 marzo, 2014 en Ansiedad. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: